miércoles, julio 18, 2007

Fin de quincena.


El hombre desde tiempos inmemoriales se ha esforzado en añadirle mediciones al tiempo, ese valor subjetivo. Pues bien, el fin de los tiempos es sólo una metáfora de lo que se siente cuando se te acaba el cheque que con mucho esfuerzo te ganaste. Entonces sólo puedes optar por tomar una de diferentes posturas: si se es optimista:

-Total, el siguiente viernes pagan-, lo cual la mayoría de los casos es cierto, pasando por numerosas actitudes hasta el valemadrista:

-¡Chingueasumadre!, ¡vámonos a chupar! (recomendado por el autor: "Las penas con alcohol son menas, y es hora de decir ¡Salud! y hacer glu-glu...", atinada Frase por Santo Chava Flores).

En cualquiera de los casos, dicha aseveración es precedida por una agonía de hasta 14 días, en la cual se retrocede en la escala evolutiva y tenemos que vivir en estado de lo que un sabio de nuestro tiempo considera como la "muertedehambrez", estilo de vida explicado en otras fuentes.

Pasan por la mente las más descabelladas ideas como ·ahora sí me voy a organizar", "éso me pasa por pendejo, no vuelvo a irme con las putas", pero la mejor de todas es: "Ya sé: Hay que ponernos de acuerdo y decir que nos asaltaron y se robaron nuestras tarjetas, así no nos cobran los $7,500 que nos gastamos en el Putero", protagonizada por 2 viles personajes sin escrúpulos (a los cuales, huelga decir, admiro) que gozan al rehuir la responsabilidad de sus actos poniendo como excusa la seguridad que se respira en "La Ciudad De La Esperanza" (así, con mayúsculas).He aquí mis propuestas de lo que se puede hacer cuando es día 2 de mes... y ya no tienes dinero.

  1. Vender tu cuerpo. Y no quiere decir irte a Sullivan, no vaya a ser que te encuentres a tu hermana o a tu mamá, sino anunciar en la red que vendes un riñón, una córnea o la piel de tu prepucio (si es que aún tienes o alguna vez tuviste uno). Lástima que son bienes no renovables.
  2. Vender las nalgas... de tu mejor amigo. Si en verdad es tu amigo, va a cooperar. Si no, nunca lo fue.
  3. Ya que vas a andar de muertodehambre, una de las formas de hacerte de unas cuantas calorías es llegar sucio y maloliente, con cara lastimera a un McDonalds y pedir al cajero unas papas chicas, posteriormente sacar el poco dinero que tienes entre monedas de $0.2, $0.5 y $1, en una de esas se le mueve el corazón y te da un paquete gratis (a mí me pasó una vez... je)
  4. Pedir a los transeúntes de peso en peso. Un ex-compañero de la preparatoria amasó una gran fortuna de esa manera.
  5. Formar un partido. De preferencia con puros familiares para que no se escape ni un centavo de las arcas (vg.: PVEM).
  6. Formar una religión. Si es en el sur de California y te alías de un manojo de pseudo hippies sucios con papás ricos, mejor. Si no, de cualquier manera es un negociazo.
Delcaro así inaugurado mi primer entrada en el Blog. Yo sé que no está muy bueno, pero por algo tengo que empezar... y de hecho tampoco tiene por qué ser bueno, ¡caramba!, si escribiera bien, en lugar de un estúpido blog haría un (también estúpido) libro o por lo menos tendría una columna en el periódico (aunque tampoco es un requisito ser genial para escribir en un periódico... véase La Jornada).

5 comentarios:

Rahvi dijo...

Si, concuerdo, en esa situación lo único lógico es agarrar la jarra.

Y se te olvido mencionar el comer todos los dias y las tres comidas en el hospital que si bien requiere una tolerancia gástrica impresionante es excelente cuando andas sin varo.

Sátiro dijo...

Je. Ciertamente. "¡Que te mantenga el gobierno, vaya forma de tragar!" se aplica perfectamente.

Sánchez Villa dijo...

¡Jo, jo! ¡Ando roto, puta tenencia!

Anónimo dijo...

Me atrevo a apuntar el séptimo consejo:

7.- Si por alguna fortuita razón es día 2 de quincena y aun te queda la mitad.... no cantes victoria, pues no faltará algún hermano menor necesitado que se encargue de dar al traste con tus intenciones ahorrativas. Llegado el sablazo, aplica los puntos 1 al 6. (Atte., un hermano del bloggero).

Sátiro dijo...

Jaja. Atinadísimo comentario. No es mi culpa que seas hermano de un necesitado (en realidad es de la sociedad, por que sí soy bien trabajador...)