miércoles, abril 22, 2009

In Memoriam.



Ya nadie habla de eso, pero yo recuerdo las explosiones del Sector Reforma de Guadalajara y justamente hoy se cumplen 17 años del fatídico suceso del 22 de abril de 1992... también miércoles.


Por fortuna, no fui damnificado del desastre. Mi pérdida más significativa fue que era precisamente el miércoles de semana santa y estábamos de vacaciones en Manzanillo. Al llegar las noticias, los mensajes fueron "Explota todo el sector reforma de Guadalajara"... "Guadalajara, zona de guerra", seguidos de imágenes que parecían sacadas de La Tormenta del Desierto (jajaja, creo que la regresión es completa). Autobuses volteados, arriba de edificaciones, hoyos en la tierra que parecían trincheras gigantes, polvo, muerte.

Mi papá, en ese entonces tenía participación en una fábrica que estaba justo en la zona, a 2 cuadras de Gante. A pesar de haberle hablado a su socio y que éste le explicó que el edificio estaba intacto, sólo algunas ventanas rotas, mi papá no aguantó la ansiedad y decidió regresar a Guadalajara. Por supuesto, ahí voy yo y se acabaron las vacaciones en la playa... digo, comparado al drama de miles de personas que perdieron sus vidas, sus familias o sus casas, pues no es nada, pero a mí de afectó mucho... sobre todo por que mi hermano, siendo más grande, continuó con sus vacaciones mientras yo me aburría como ostra en Guadalajara... una Guadalajara además, austera y seria, como lo demandaba la situación en el momento, faltaba más...






El resto es sabido: como en toda tragedia (sobre todo mexicana) las cifras oficiales fueron decreciendo... de 30,000 muertos a 10,000 luego salieron con que 5,000 y la cifra oficial final creo que fue algo así como 1,500, finalmente el número así dicho fríamente poco dice. La zona sí quedó como si fuera de guerra incluso algunos años después, ya que la seguí frecuentando. Durante meses hubo carencia de servicios básicos en los alrededores y los damnificados pululaban por todos lados, pasando de un albergue temporal a otro


Oficialmente se le echó la culpa a una pequeña aceitera por derrame de hidrocarburos, aunque todo el mundo culpaba a PEMEX. El presidente municipal (Enrique Dau Flores) y el gobernador (Guillermo Cosío Vidaurri) tuvieron que pedir licencia por las acusasiones en su contra al haber desatendido la alarma de presencia de hidrocarburos en el sistema de aguas de la zona.

Sin embargo hace unos 4 años vi un programa (me parece que en el canal de National Geographic) en el cual se mostraba una investigación que llegó a la siguiente conclusión: lo que causó el desastre fue un acto de mala praxis de los ingenieros encargados de la construcción del tren ligero, al haber desviado un gasoducto para que pasara por debajo de un colector, hicieron una especie de codo que provocó la ruptura de ambas tuberías. ¿Resultado? derrame de diversos hidrocarburos en todo el sistema de aguas. Sólo era cuestión de tiempo. ¿Oficialmente? ningún culplable. Todos pueden ir en paz, la justicia ha terminado.

3 comentarios:

Donna di malaffare dijo...

Que raro ... seguro que fue en México?? nosotros no somos asi..... GRrrRRr... buenpost :)

Javier dijo...

que fuerte...


mira tú, las cosas que pasan en este mundo y las irresponsabilidades de algunos ingenieros!

Rahvi dijo...

Es curioso como ya nadie habla de eso por aca, este 22 de abril habia mucha gente que ni se acordaba que habia pasado el 22 de abril.
Yo por alguna razon siempre lo he tenido muy presente, con todo y que a mi tampoco me afecto personalmente.