martes, julio 14, 2009

Bombero.

"Desde su galaxia el niño ya sabe
que cuando sea grande tendrá que ceder.

Pero, mientras tanto, él tiene la llave,
del eterno sueño de ser o no ser."

Todos tuvimos alguna vez un sueño de infancia, 
que nos llamaba a dedicarnos a una cosa u otra. 
El oficio que yo recuerdome gustaba mucho (y me 
sigue gustando) es la albañilería, la cual me 
llamó la atención cuando tenía por ahí de 5 años.

El olor a humedad, el ensuciarse la manos rodeado
de tierra e irconstruyendo, paso a paso, lo que 
un día será una casa o un granedificio. Después, 
conforme fui creciendo me preguntaba todo el 
tiempo en qué me terminaría convirtiendo.

Me gustaba fantasear y que me hubiera gustado dar
una checadita al futuro... futuro que yo me 
imaginaba llegaría a los 30 años...pensaba: "a esa 
edad de seguro ya sabré a qué me dedicaré el resto 
de mi vida"... pues a punto de llegar a esa edad, 
sé cuál es mi profesión, aunque no sé si me 
gustaría dedicarme a ella hastael fin de los (mis) 
tiempos... de hecho nunca me imaginé estudiar 
medicina... me animé como 6 meses antes de entrar 
a la facultad.

Poco antes de entrar a la carrera, lo que me
gustaban eran las artes plásticas e incluso al llenar 
la boleta para hacer el examen para la universidad, 
estuve a punto de inscribirme a dicha carrera...pero 
no me atreví. No sabía si tendría el talento y las 
ganas, la perseverancia para poder dedicarme a esa 
carrera llena de incertidumbre y, en mi mente, tan 
llena de sacrificios (y miren... ahora tan lapidado 
en esta disciplina en la que aún no termino de
formarme).

Acabé entonces estudiando médico cirujano, sin embargo
como dice la canción Yo quiero ser Bombero, de Alberto 
Cortez, de la cual transcribo un par de estrofas que 
me bajé de su página oficial, los sueños de antaño 
nunca se olvidan.


Más bien, se van transformando de disponibles a no disponibles.


"Al fin de los tiempos, el niño es un viejo
sentado a la sombra de su realidad
y desde la infancia, como en un espejo,
desfilan las cosas que ya no serán."

P.D.: Gran concierto el de Alberto Cortez "Sinfónico"...
¿cómo puede ser que me encantaba escucharlo cuando tenía 
8 o 9 años?

7 comentarios:

Dulce dijo...

¿Cuándo perdemos la llave?... Yo quería ser maestra, aun espero compaginarlo con mi actual profesión; sin embargo, cada vez más, empiezo a notar las cosas aquellas que ya no serán.

Cristina dijo...

Martha tortillera, Raúl sacerdote, yo... mamá! nada más alejado de la realidad! Oye Shaguito... lo que sea de cada quién, pero lo que tú haces es un arte! quizá habías mal interpretado tu sueño... aunque a decir verdad... me temo que preocupaciones impuestas y opiniones externas modifican, truncan o nublan nuestros sueños... Aunque bien dicen por ahí: ten cuidado con lo que deseas que se te puede hacer realidad!

Dulcilanda... pronto podrás probar si lo tuyo es la docencia...

Raúl dijo...

Eso te pasa por buscar ser un "pequeño burgués"... jajaja

Diego dijo...

Pues de Medico, Bombero, Pintor o Escritor, pienso que le iria bien ¡¡¡

Sátiro dijo...

Dulce: No sé cuándo perdemos la llave, pero en algún momento de la juventud.
"...y aquel despilfarro de la libertad
se van poco a poco quedando dormidos
en los largos brazos de la soledad."


Cristina: Y eso que no me has visto cuando me luzco ;)

Raúl: Sin embargo algo que nadie me advirtió, es que hay maneras más fáciles y redituables de ganarse la vida.

Diego: ¡Me sonrojas!

Rahvi dijo...

Bueno alfaritos, la carpinteria no esta tan lejos :P

Anónimo dijo...

En realidad, me parece muy nostalgico lo que dices... y tal vez te gustaba escuchar a Alberto Cortez porque tu padre seguro tenia su ultimo "LP" hahaha... en fin ... claro yo tambien termine escuchando muchas de sus canciones en la infancia y me gustaban...
Me parece que eres muy nostalgico... no seas tragico... recuerda que de musico poeta y loco todos tenemos un poco y tus dotes artisticos no estan lejos de lograrse... quien soy Adivina?